Outside the box: claves para entrenar tu cerebro

Aumentar nuestra creatividad no es sólo cuestión de actitud. Hace falta ser disciplinado y buscar diversas herramientas que nos impulsen a despertar nuestra mente.

Seguramente siempre has leído la famosa frase “Think outside the box” pues esta vez queremos invitarte a ir más allá, a entender que la creatividad es un proceso constante en donde más que “pensar” tenemos que “actuar”.

Ya es hora de entender que la creatividad no es algo automático que debe surgir cuando utilizamos nuestro cerebro, sino por el contrario es un largo proceso que requiere de perseverancia y disciplina, como también de la ayuda de varias herramientas que te permitan estimular tu mente.

¿Dedicas varias horas a entrenar tu cuerpo en la semana? Pues lo mismo deberías hacer con tu cerebro. Según los estímulos a los que la sometas, tendrás una mente más rígida o disruptiva.

Cuando comprendas que la creatividad no es “el don” de unos pocos, sino que se ejercita, se entrena y se estimula; te sorprenderás de tu capacidad para generar opciones ante los retos que tengas por delante o las crisis inesperadas.

Ejercicios que puedes realizar para entrenar tu músculo creativo

Comencemos por aquellos que te servirán a largo plazo y permitirán un crecimiento constante de tu creatividad:

Mueve tu cuerpo

Aunque no lo creas el entrenamiento físico, ya sea realizando algún deporte o práctica saludable como el yoga, te permitirán estar en constante estimulación y liberando diversas endorfinas que te mantendrán activo

También puedes dentro de tu oficina realizar diversos movimientos de estiramiento y así activar al sistema circulatorio. Recuerda que el cerebro trabaja mejor cuando el cuerpo ha estado en movimiento que cuando llevas sentado varias horas.

Busca al artista que hay en ti

Otro aspecto que puedes tener en cuenta, es desarrollar alguna actividad artística, tal como bailar, pintar, realizar teatro, sin embargo si no te sientes a gusto con esto, también consumir arte es una gran forma de potenciar tu creatividad. Lee, escucha música, ve al cine o disfruta de una buena obra de teatro.

Estar inmersos en aspectos artísticos hace que nuestros sentidos se encuentren en permanente estimulación,  así como también nos posibilitamos ver la vida de una forma distinta a la que estamos acostumbrados.

A continuación pueden utilizar estas herramientas concretas para estimular tu creatividad en la oficina:

Toma caminos distintos: Y esto es literal. Puedes elegir rutas distintas en la semana para llegar a tu lugar de trabajo, comprar en tiendas distintas, dialogar con personas nuevas e incluso intentar no comer siempre lo mismo. Este constante movimiento te ayudará a no caer en una tediosa rutina.

Good bad interesting: Este método fue ideado por el psicólogo Edward de Bono, famoso por ser el primero en teorizar acerca del concepto de pensamiento lateral.

Consiste en seleccionar la idea sobre la que queremos trabajar y pensar algo bueno, algo malo y algo interesante sobre ese elemento.

Después de escribir lo bueno, lo malo y lo interesante, deberás revisar la cantidad de ideas que obtuviste en cada una de estas tres columnas y así descubrir la forma en la que estamos analizando la idea planteada.

Fomentar el brainstorming: La ya conocida “lluvia de ideas” es un método infalible para fomentar la creatividad.  Se pone sobre la mesa un problema a solucionar y cada miembro de la reunión, da soluciones sin que nadie las critique. El promover que las ideas vuelen sin ser rechazadas, puede generar que una idea descabellada termine en algo perfectamente realizable.

 

Practica el ejercicio de los 30 círculos: Este ejercicio fue ideado por el investigador Bob McKim. La idea es dibujar en un papel 30 círculos y luego, en un minuto, intentar transformar la mayor cantidad que puedas en algún objeto, por ejemplo,  una señal de tránsito, una dirección prohibida (añadiendo una raya horizontal), una cara sonriente (con dos círculos a modo de ojos y un semicírculo para la boca), entre otros ejemplos.

Si bien parece algo fácil de realizar, las primeras veces siempre es complicado. Practica y verás que  lograrás completar los 30 círculos.

Artículos relacionados

Un salvavidas por favor

Un salvavidas por favor

Estos momentos de pandemia ponen de manifiesto la fragilidad de muchos modelos de negocios, a la vez que muestra el potencial de otros. Sola [...]