Copa América: una pasión que rinde en números

El fútbol es más que un juego, es un deporte, un espectáculo, una pasión, pero sin dudas continúa siendo uno de los negocios más rentables de la industria del entretenimiento.

Históricamente el fútbol ha superado su función puramente recreativa para convertirse en una industria que no para de crecer, con algunas falencias, generando grandes cantidades de dinero para organizaciones, marcas, medios publicitarios y jugadores.

Como bien lo afirma Alejandro Domínguez, Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, la Copa América es la única competición que genera verdaderas ganancias a la entidad. Un claro ejemplo es que en las primeras 24hs de que salieran a la venta 228.000 entradas para el torneo que se está jugando en Brasil, se vendieron 124.628.

En la Copa América Centenario en 2016 los ingresos fueron de 500 millones de dólares

Las ventas continuaron en aumento luego de que se realizara el sorteo de grupos, ascendiendo a 250.743 de un total de 456 mil disponibles para todo el certamen. Logrando, según números expuestos por la Conmebol vender más del 60% de las entradas para el certamen.

Los fanáticos tuvieron el acceso a cinco categorías de boletos. Por ejemplo, para la final, el más económico tiene un valor de USD 66,57 y el más costoso alcanza los USD 227,88.

No todo se trata de entradas vendidas

El rubro de venta de entradas es importante, pero no el único, debemos tener en cuenta alianzas comerciales, las negociaciones con las distintas marcas e incluso la transmisión digital del torneo por diversos medios de comunicación masiva.

Solo en la Copa América Centenario, edición especial de la competición realizada en Estados Unidos en el 2016 por el aniversario del primer partido en 1916, los ingresos económicos alcanzaron los 500 millones de dólares, según anunciaron los organizadores locales.

Un claro ejemplo fue la televisora Univisión quién pagó 70 millones de dólares por concepto de derechos. El resultado fue rentable: la firma televisiva, cuyo principal mercado son los hispanos residentes en Estados Unidos, generó ganancias por 150 millones. Además la presencia de estrellas del fútbol como Neymar, Lionel Messi, entre otros, fue y es, el principal gancho del certamen que en su anterior edición llegó a 160 países del mundo alcanzando a 1 millón de hogares en el mundo.

Las tribunas vacías vs la alegría de la Conmebol

A pesar de que los números mencionados demuestran la rentabilidad de la principal competencia futbolística entre selecciones nacionales de América del Sur, este año Brasil ha sido muy criticada por el alto precio de las entradas e incluso por la falta de organización. Recordemos que cuestan un promedio de 125 dólares por ticket, la mitad del salario mínimo en Brasil. Sin contar la inestabilidad del dólar en la región.

En la primera fecha se registró la tasa de ocupación más baja en una primera ronda desde la edición 2011. En cuatro de los seis partidos de la Copa América, los estadios han registrado porcentajes de ocupación inferiores al 40%. Solo el Brasil-Bolivia, con un 69,7% de ocupación, y el Argentina-Colombia, con un 69%, han tenido más de un tercio de los estadios con público.

Sin embargo, el Comité Organizador Local (COL) está de enhorabuena porque el partido inaugural entre Brasil y Bolivia en Morumbi dejó unos ingresos por venta de entradas de 22.476.630 reales, más de cinco millones de euros, cifra récord en la historia del fútbol brasileño.

¿Cuáles serán los resultados finales de este campeonato? Por lo pronto la única certeza es que la próxima sede de la Copa América 2020 será compartida entre Argentina y Colombia, un nuevo desafío para la región tanto a nivel futbolístico como económico.

Artículos relacionados

Líder: ¿Qué tipo deseas ser?

Líder: ¿Qué tipo deseas ser?

Todos pasamos nuestros días sin saber qué liderazgo practicamos, ni qué liderazgo nos gustaría tener. Averigua en este artículo que tip [...]