Gestión de inventarios en el comercio internacional: estrategias para reducir costos

En el dinámico entorno del comercio internacional, la gestión efectiva de inventarios se ha convertido en un factor crítico para reducir costos y mejorar la eficiencia operativa de las empresas. 

En este artículo, exploraremos estrategias clave para optimizar la gestión de inventarios y reducir los costos de logística, así como indicadores de desempeño logístico, tecnologías relevantes y estrategias para mejorar el almacenamiento y la gestión de inventarios.

Estrategias para reducir costos de logística

Cada compañía emplea distintos métodos asociados al tipo de producto/servicio que ofrece. Sin embargo, algunas estrategias generalmente utilizadas con este fin son:

  • Planificación estratégica en logística: El desarrollo de un plan logístico integral que considere la demanda del mercado, los ciclos de producción y las tendencias del sector puede ayudar a optimizar los niveles de inventario y reducir los costos asociados al almacenamiento y transporte de productos.
  • Control de inventario y almacenamiento eficiente: Implementar sistemas de control de inventario en tiempo real y utilizar técnicas como el just-in-time (JIT) y el cross-docking puede minimizar la necesidad de mantener grandes existencias, reduciendo así los costos de almacenamiento y obsolescencia.
  • Automatización de procesos en la logística empresarial: La adopción de tecnologías como sistemas de gestión de almacenes (WMS) y software de planificación de recursos empresariales (ERP) automatiza tareas repetitivas, mejora la precisión en la gestión de inventarios y reduce errores, lo que se traduce en ahorros significativos.
  • Relación con proveedores en la cadena de suministro: Establecer relaciones sólidas con proveedores estratégicos puede facilitar la negociación de mejores términos comerciales, plazos de entrega más cortos y tarifas de transporte preferenciales, contribuyendo a la reducción de costos logísticos.
  • Monitoreo de indicadores de desempeño (KPI) logístico: Analizar y gestionar indicadores clave como el costo por pedido, el tiempo de ciclo de inventario y la rotación de inventarios permite identificar áreas de mejora y tomar decisiones informadas para optimizar la cadena de suministro.

Estos solo son algunos ejemplos de las claves que debería contemplar un plan de reducción de costos en logística.

Logística en 2025: Inteligencia Artificial en la Cadena de Suministro

Indicadores claves de desempeño logístico

Durante la aplicación de la estrategia siempre se debe prestar atención a los indicadores de desempeño clave, también conocidos como KPI (key performance indicators en inglés). 

En el sector logístico algunos KPI prioritarios son:

  • Costo por pedido: Calcula el costo promedio de procesar y entregar un pedido, incluyendo mano de obra, transporte y almacenamiento.
  • Tiempo de ciclo de inventario: Mide el tiempo que transcurre desde la recepción de materias primas hasta la entrega del producto final, reflejando la eficiencia del proceso logístico.
  • Rotación de inventarios: Indica la frecuencia con la que se venden y reponen los inventarios, siendo un indicador de la eficiencia en la gestión de stocks.
  • Precisión de inventarios: Evalúa la exactitud entre los registros de inventario y las existencias físicas, ayudando a prevenir pérdidas por faltantes o excedentes.
  • Índice de cumplimiento de pedidos: Mide la capacidad de la empresa para cumplir con los pedidos en tiempo y forma, reflejando la eficacia del proceso logístico.

Tecnologías para reducir costos de logística

Además de las estrategias e indicadores, existen distintos avances tecnológicos que colaboran en la gestión de reducción de costos logísticos.

Una de ellas es el sistema de gestión de almacenes (WMS). Ejemplos como Oracle WMS Cloud o Manhattan Associates’ Warehouse Management System permiten una gestión eficiente de inventarios, optimizando el espacio y los flujos de trabajo.

También, el software de planificación de recursos empresariales (ERP). Plataformas como SAP ERP o Microsoft Dynamics 365 integran procesos logísticos y financieros, mejorando la visibilidad y el control sobre los costos operativos.

La telemática y el GPS también son tecnologías que operan para esta finalidad. La utilización de dispositivos telemáticos y sistemas GPS en vehículos de transporte permite optimizar rutas, reducir tiempos de entrega y disminuir costos de combustible.

Otra tecnología es la conocida como RFID (Identificación por Radiofrecuencia). Esta innovación facilita el seguimiento y la gestión automatizada de inventarios, minimizando errores y agilizando procesos de recepción y despacho.

Y, por último, la automatización de almacenes. Sistemas como los robots de picking y las cintas transportadoras automatizadas agilizan la manipulación de productos, reduciendo costos laborales y aumentando la eficiencia en la gestión de inventarios.

El rol transformador de la Inteligencia Artificial en la logística empresarial

Estrategias para mejorar la gestión del inventario y almacenamiento

En la reducción de costos, estos dos puntos son cruciales y, como se indicó al inicio de este artículo, si bien cada compañía ajusta sus procesos al producto o servicio que ofrece, algunas tácticas para la gestión de inventarios y almacenamiento son transversales a todas las estrategias:

  • Implementar ABC Analysis: Clasificar los productos según su importancia relativa en términos de valor monetario puede optimizar la asignación de recursos y el control de inventarios.
  • Optimizar el “layout” del almacén: Diseñar un layout eficiente que minimice los desplazamientos y tiempos de búsqueda dentro del almacén, aumentando la productividad y reduciendo costos operativos.
  • Utilizar técnicas de “forecasting”: Pronósticos precisos de demanda permiten anticipar requerimientos de inventario, evitando excedentes o faltantes que generan costos adicionales.
  • Implementar políticas de devolución eficientes: Procesos ágiles y bien definidos para la gestión de devoluciones reducen pérdidas y optimizan el flujo de inventarios.

En conclusión, la adopción de estrategias inteligentes, el uso de tecnologías avanzadas y el enfoque en indicadores de desempeño logístico clave son fundamentales para reducir costos de logística, mejorar la gestión de inventarios y mantener la competitividad en el comercio internacional.