metodologia gestion proyectos

¿Debes Gestionar un Proyecto? Estas son las metodologías más utilizadas

Gestionar un proyecto, más allá de la experiencia, nunca es algo sencillo ni fácil de proyectar. El éxito estará en que aprendas a elegir cuál será la más adecuada para tus objetivos.

En primer lugar es importante entender que la Gestión de Proyectos es un conjunto de metodologías, las cuales utilizan diversas herramientas en base a objetivos concretos. Al entender que existen diversas metodologías, podemos ampliar nuestro panorama y así enfocarnos de manera personalizada en cada proyecto que tengamos por delante.

Actualmente se pueden establecer 6 categorías principales en lo que respecta a las metodologías de la Gestión de Proyectos:

Metodologías Tradicionales

Se basan en etapas secuenciales en las que se tiene que terminar una fase antes de pasar a la siguiente, es decir, plantean un proceso más largo donde por ejemplo la planificación en si pudiera tomar un par de meses antes de seguir con la siguiente etapa y así sucesivamente. Esto puede tener como resultado el lanzamiento de un producto o servicio quizá calificado como obsoleto en el mercado actual.
Sin embargo, tiene la ventaja de que permite un control de cada fase por parte de todos los responsables y sus superiores. Las metodologías más conocidas dentro de esta categoría son las de Waterfall, Critical Path Method (CPM) y Critical Chain Project Management (CCPM).

Metodología Agile

Contrario al tradicional, permite procesar los proyectos en pequeñas fases o ciclos. Es extremadamente flexible. Los proyectos que se benefician de este proceso son los que exhiben características dinámicas, los gerentes de proyectos que trabajan en este entorno tratan los hitos como “sprints”, siendo la meta adaptarse continuamente a los cambios abruptos de las reacciones de los clientes.
A partir de esta metodología, surgieron otras tales como: Scrum, Kanban, Extreme Programming (XP) y Adaptive Project Framework (APF).

Change Management

Quienes aplican este tipo de metodología, defienden que hoy en día estamos viviendo momentos de grandes cambios, y que para poder sobrevivir y prosperar las organizaciones deben gestionar estos cambios de manera más rápida.
Si bien la base es la gestión del proyecto, estas metodologías lo llevan a cambio enfocándose en la gestión del cambio. Especialmente en la planificación de los riesgos y tomando el control del cambio cuando se produce. Los métodos más conocidos son: Event Chain Methodology, cuya idea subyacente es que existen riesgos potenciales que a menudo se encuentran fuera del alcance del proyecto; y, Extreme Project Management, siendo lo contrario de Waterfall, ya que te ofrece una forma de gestionar el cambio masivo y avanzar hacia la finalización del proyecto.

Project Management Institute: PMBOK

La guía del PMBOK® es un instrumento desarrollado por el Project Management Institute® (o PMI®), que establece un criterio de buenas prácticas relacionadas con la gestión, la administración y la dirección de proyectos mediante la implementación de técnicas y herramientas que permiten identificar un conjunto de 47 procesos, distribuidos a su turno en 5 macroprocesos generales.
La guía del proyecto PMBOK® son tan universales como necesarias en el ámbito de la dirección y la gestión de proyectos, un ámbito que en el PMBOK® se presenta como la convergencia de dos aspectos fundamentales: macroprocesos, que agrupan todos los procesos y las actividades implicadas en proyectos estandarizados, y áreas de conocimiento, es decir, aquellos aspectos clave cuya consideración debe intervenir en cada uno de los macroprocesos establecidos.
Sin embargo, hay muchos jefes de proyectos que niegan que esta sea una metodología, sino simplemente una serie de buenas prácticas y convenciones para dirigir proyectos.

Metodologías basadas en el proceso

Aquí el enfoque se dirige a las áreas de gestión de procesos de negocio (Business Process Management, BPM). Su objetivo es mejorar el desempeño y la optimización de los procesos de una organización. Podríamos decir que es un proceso de mejora continua de procesos.Las metodologías dentro de esta categoría son: Lean manufacturing (centrado en la simplificación y reducción de los desperdicios); Six Sigma (basada en estadísticas para mejorar la calidad de un proceso al medir los defectos o errores presentes y reducirlo hasta que esté lo más cerca posible a cero); Lean Six Sigma (combina el enfoque minimalista de Lean -“sin desperdicio» y la mejora de la calidad de Six Sigma «cero defectos»); y Process-Based Project Management o gestión de proyectos basado en procesos (alinea todos los objetivos del proyecto con la misión y los valores corporativos de una empresa).

Pero estas son sólo algunas categorías generales y no totalmente abarcativas, ya que existen otras metodologías tales como:
– PRINCE2: Administra proyectos y se caracteriza por un enfoque de planificación basado en productos.
– PRISM: tiene como objetivo gestionar el cambio a la vez que incorpora sostenibilidad ambiental en sus procesos.

En definitiva, el tipo de gestión de proyecto que uno decida poner en marcha, depende únicamente de los objetivos que deba cumplir. Ninguna gestión de proyectos es mejor que la otra y los proyectos deben evaluarse profundamente antes de comenzar para obtener resultados efectivos.

Artículos relacionados