¿Hacia dónde deben evolucionar las empresas?

Con frecuencia escuchamos sobre la importancia de un cambio profundo de nuestras empresas e incluso la necesidad de la transformación digital continua, sin embargo, ¿cómo vivir un proceso de transformación sin perderse en el intento? ¿cuál es el primer paso que debo dar?

Sólo algunas décadas atrás el modelo era bastante sencillo, una empresa fabricaba un producto o realizaba un servicio y recibía un pago por ello, sin embargo los grandes cambios, principalmente con la adopción de internet en todos los ámbitos de nuestras vidas y los diversos avances tecnológicos, han generado nuevas necesidades y por lo tanto oportunidades, impulsando la necesidad de transformaciones en el modelo de negocio tradicional.

Solemos pensar en el término “innovación” siempre aplicado a un producto o servicio en concreto, pero eso ya no es suficiente para lograr un verdadero impacto en el mercado. Es fundamental, sea una Startups, pyme o empresa consolidada, se analicen los tipos de modelo de negocios existentes para identificar el propio y determinar si es necesario dar un salto evolutivo.

¿Qué es un modelo de negocio?

Es la manera en que la empresa crea valor para sí misma y para sus clientes transformando las materias primas en producto terminado y vendiendo al cliente ese producto final. Definir tu modelo de negocio es saber cuál es tu ADN, cómo está hecho y cómo se puede modificar.

En un modelo de negocio, se establecen las pautas a seguir para atraer clientes, definir ofertas de producto e implementar estrategias publicitarias, entre muchos otros aspectos referidos a la configuración de los recursos de la compañía.

“Repensar” nuestro modelo de negocio, permite cuestionar cómo nuestra empresa aporta valor a los clientes y cómo estos responden a ese valor aportado. Además nos permite conocer mejor el mercado en el que estamos insertos y los factores que influyen en él.

La creatividad aplicada a las partes menos visibles de una organización puede otorgarle a una empresa esa ventaja competitiva que hará la gran diferencia.

Innovar para sobrevivir

La transformación digital y su incorporación en las empresas ha generado cambios fundamentales en las mismas, produciendo una nueva forma de trabajar, así como de repensar los procesos y la eficiencia operativa del negocio.

Sin embargo, además de los avances tecnológicos, también ha evolucionado el perfil de los colaboradores y, por sobre todas las cosas, el del consumidor, el cual es más exigente y comprometido gracias a la cantidad de información a la que puede acceder y la adopción de nuevos hábitos digitales.

Desde el punto de vista organizacional, la necesidad de trabajar en un entorno colaborativo, interdisciplinario y diverso, sobre la base de ciertas metodologías como las llamadas ágiles permiten llegar al mercado con soluciones más acordes a lo que necesita el cliente y disminuir los niveles de incertidumbre.

Esta más que claro que no existe una receta ideal o única para comenzar con los cambios necesarios en el modelo de nuestra compañía, lo ideal es analizar la actualidad de nuestro negocio y comenzar a imaginar cómo será de aquí a pocos años para iniciar un cambio de forma profunda y evitar perdernos en el intento.

¿Quieres obtener más herramientas para comenzar con la transformación de tu modelo de negocio?, entonces te invitamos a participar del Webinar gratuito Business Evolution: Hacia dónde deben evolucionar las empresas a cargo de Roberto Rabouin.

Artículos relacionados