Industria 4.0: ¿cuáles son sus beneficios?

La innovación es un elemento fundamental para la supervivencia de cualquier empresa. Gracias a la Inteligencia Artificial y la hiperconexión los hábitos de consumo se han digitalizado, obligando a las industrias a convertirse en Smart Factories.

¿Qué es la industria 4.0?  Si bien su definición es mucho más amplia, ya que incluso se la considera la nueva revolución industrial, en simples palabras este proceso se basa en la digitalización de procesos industriales a través de la correlación de la inteligencia artificial con las máquinas y la optimización de recursos gracias a estrategias comerciales y análisis de datos.

La introducción de tecnologías digitales permitirá reducir los costes de fabricación entre un 15 y un 20%

Uno de sus principales objetivos y por lo tanto beneficios, es la adaptación constante a la demanda, pero además podemos mencionar otros aspectos que con seguridad ayudarán a tu empresa:

  • Diseño, producción y venta de productos o servicios en menos tiempo y mayor calidad.
  • Servicio al cliente personalizado.
  • Series de producción más cortas y rentables.
  • Implementación de servicios a los productos físicos.
  • La posibilidad de analizar la relación con el cliente y medir resultados a través de CMS, SCM, CRM, FCM, redes sociales, IoT entre otras plataformas.
  • Aportar servicio post venta uno a uno con el cliente.

Por otro lado, la introducción de tecnologías digitales en las fábricas, permitirá reducir los costes de fabricación entre un 15 y un 20%, generando empresas inteligentes y sustentables. Sin embargo, aquí aparece una gran pregunta ¿cómo lo conseguimos? A través de algunas tecnologías que mencionaremos a continuación:

  1. Internet de las Cosas (IoT):

A través del Internet de las Cosas se puede obtener obtener información de los distintos elementos de la cadena de producción mediante el uso de sensores, permitiendo optimizar el proceso de producción.

     2. Robótica:

Introducir robots en algunas áreas permitirá automatizar y coordinar tareas logísticas y de producción.

  1. Big data y análisis de datos:

A través del análisis y la gestión de datos se pueden optimizar los procesos industriales, mejorar el consumo de energía y la calidad de la producción en aquellas factorías donde están sabiendo aprovechar este paradigma tecnológico.

  1. Cloud Computing:

Gracias al software basado en la nube tendrás la posibilidad de almacenar y compartir datos más allá de los límites organizacionales.

  1. Ciberseguridad:

Si bien la hiperconexión ha generado grandes oportunidades, también es importante proteger los sistemas industriales críticos y líneas de manufactura de las amenazas de seguridad cibernética. Por ello, es esencial crear comunicaciones seguras y fiables, así como sofisticados sistemas de gestión de identidad y acceso.

  1. Impresión 3D:

La mayor funcionalidad de esta tecnología es que permite fabricar todo tipo de piezas utilizando distintos tipos de materiales, agilizando los procesos de producción y mantenimiento de las empresas.

La revolución ya está en marcha, ahora depende de ti comenzar a implementar los cambios necesarios para obtener productos con un mayor valor añadido y reforzar tu posición competitiva.

Artículos relacionados

Trump: un “cisne negro” global

Trump: un “cisne negro” global

“Lo que aquí llamamos un Cisne Negro es un suceso con los tres atributos siguientes. En primer lugar, es un caso atípico, ya que se encu [...]