LATAM se recupera: la nueva economía latinoamericana tras el COVID-19

LATAM se recupera: la nueva economía latinoamericana tras el COVID-19

El crecimiento será desigual para cada sector, sin embargo, en la nueva economía latinoamericana aquellos que aprovechen la tecnología y estén dispuestos a innovar, lograrán altos niveles de competitividad.

Si bien desde la CEPAL, aseguraron que el COVID-19 habrá ocasionado el cierre de 2,7 millones de empresas latinoamericanas, se augura un lento pero sostenido crecimiento de cara al 2022 y 2023.

Sucede que toda crisis genera cambios y los cambios traen nuevas oportunidades. 

Como bien indica Alejandro Trapé, Director del Instituto de Competitividad de ADEN, durante el Webinar, La Nueva Economía Sudamericana:

“Los 18 meses de pandemia generaron cambios importantes en la forma de hacer negocios, en la dinámica entre proveedores y clientes. Es decir, se generaron cambios donde se descubrieron nuevas formas y probablemente esas nuevas formas irán configurando el nuevo escenario”.

 Aunque también es importante tener en claro que esta nueva economía no tendrá en absoluto las características de la economía de los años 2018 o 2019.

¿La crisis afectó a todos los países latinoamericanos por igual?

El informe de la ONU sobre la situación y las perspectivas de la economía mundial, ya aseguraba el impacto socioeconómico causado por la pandemia del COVID-19.

El mismo, detalla la urgente necesidad de aplicar inversiones estratégicas en los ámbitos de la economía, la sociedad y la resiliencia climática para garantizar una recuperación sostenible.

Seguro te puede interesar: ADEN Live – La Nueva Economía Sudamericana

Por su parte indicó que países como Haití, Paraguay y Uruguay, han sido capaces de contener la propagación del virus y de limitar el daño económico. 

Sin embargo, Argentina, Perú, Panamá, así como las economías del Caribe que dependen del turismo, se han visto fuertemente afectadas.

Como punto a favor para la recuperación de LATAM, se detectó un repunte más rápido de los precios de las materias primas, impulsado por la fuerte actividad industrial de China, y los ingresos por remesas.

¿Cuáles son los sectores que más deberán esforzarse luego del COVID-19?

Durante el Webinar, Trapé indicó que no todos los sectores se vieron altamente afectados por la pandemia, sino que incluso algunos se vieron beneficiados:

  • Mayor impacto negativo: turismo, transporte, cines y teatros, gastronomía, espectáculos abiertos, construcción, educación, combustibles.
  • Impacto neutro: financiero, inmobiliario, suministro EGA
  • Impacto positivo: alimentos y bebidas, comunicaciones, salud, tecnologías, comercio, electrodomésticos

Lo indicado por Trapé, va de la mano con los datos arrojados por la CEPAL, quien asegura que el comercio perdió alrededor de 1,4 millones de empresas y 4 millones de puestos de trabajo formales.

Por su parte, el turismo perdió por lo menos 290.000 empresas y un millón de puestos de trabajo.

Inevitablemente, la salida de estos últimos conllevarán decisiones tales como el endeudamiento, la capitalización de las empresas o diversos ajustes.

¿Cómo será la reactivación económica en la región?

El informe WEO, del Fondo Monetario Internacional, asegura que América Latina y el Caribe han logrado una recuperación más rápida de lo estimado. Durante 2021, crecerá en promedio un 6,3%.

Sin embargo, el pronóstico de crecimiento para el 2022 será menor, debido principalmente a las dificultades de los países en desarrollo para vacunar a su población contra el covid-19

Si analizamos algunos casos concretos, el informe indica que Brasil crecerá un 5,2% este año y un 1,5% en 2022, mientras que México crecerá un 6,2% este año y un 4% el que viene. 

Por su parte, aquellos países que se vinculan al comercio de las materias primas, tendrán un buen crecimiento.

Perú crecerá un 10% este año y un 4,6% el que sigue, mientras Chile verá un crecimiento de un 11% este año y un 2,5% en 2022.

Innovación: la clave para la nueva economía latinoamericana

Además de la realidad de cada sector, es crucial entender las particularidades de cada país. Es importante comprender el contexto para determinar las mejores estrategias que se podrán llevar a cabo.

Frente a esto, la CEPAL propone una reactivación económica de América Latina y el Caribe. La misma, se basa en la innovación a través del impulso de 8 sectores estratégicos basados en la sostenibilidad:

  1. Energías renovables
  2. Electro movilidad sostenible en ciudades
  3. Revolución digital inclusiva
  4. Industria manufacturera de la salud
  5. Bioeconomía
  6. Economía del cuidado
  7. Economía circular
  8. Turismo sostenible

Como indicó Alejandro Trapé, aquellas empresas que busquen adaptarse a la nueva realidad y sepan aprovechar la tecnología, tendrán muchas más oportunidades de crecimiento y por lo tanto un aumento de su competitividad.


¿Cómo será tu aporte a la recuperación de LATAM? ¡Empieza tu One Year MBA y forma parte de la nueva economía latinoamericana!

Artículos relacionados