Oportunidad de Inversión para Empresarios

Inversiones Inteligentes: Consejos Prácticos para Éxito Financiero

Conoce las estrategias para realizar tu oportunidad de inversión de manera inteligente. En esta nota accederás a información simple para poder poner en práctica y hacer buenos negocios.

Todos queremos invertir en una oportunidad de inversión de manera inteligente. Para conseguirlo buscamos asesoramiento y consejos a quienes tuvieron éxito. ¿Cómo saber si estamos apostando nuestro capital en la forma y el lugar adecuado? En esta nota vamos a compartir métodos y técnicas de Evaluación de Inversiones para que puedas aplicar y hacer buenos negocios.

¿Qué es un Proyecto de Inversión y por qué es importante evaluarlo? 

Un Proyecto de Inversión es una actividad en la que se dispone de un dinero para realizar una operación comercial y de esta esperamos obtener una ganancia en el futuro. En otros términos, implica colocar un capital para hacer una transacción económica con el fin de volver a obtener más del importe inicial en el mediano o largo plazo.

Obtener una ganancia es la premisa de toda inversión. Para hacer buenos negocios, es importante conocer sobre algunas cuestiones desde el inicio de la actividad. Saber de metodologías, índices y técnicas pueden contribuir a que el resultado de esa operación se convierta en una actividad económica rentable. 

Es importante evaluar un proyecto de inversión para determinar si es viable o no. La viabilidad está vinculada con la rentabilidad. La oportunidad de inversión implica a todas las acciones que se toman para realizar un intercambio de capital con un retorno de ese dinero a futuro. 

Te preguntarás, ¿Cómo saber si una oportunidad de inversión es rentable? Pues para esto debemos tener en cuenta que:

  • El índice de rentabilidad se define como el valor actual del flujo de activos (o capital) a futuro, el cual se divide por el importe de la inversión inicial. El resultado de esta ecuación representa cuánto dinero ganas por cada una de las unidades de moneda invertida desde el inicio.    
  • Se considera rentable cuando el resultado de esa ecuación es superior a la unidad (1). Si esto ocurre, es posible que el proyecto de inversión sea viable.

¿Cuáles son los métodos más comunes para evaluar proyectos de inversión? 

Ya sabemos que si una oportunidad de inversión es viable es posible que sea también rentable. Definamos entonces qué significa la Rentabilidad. Se entiende como el rendimiento de esa apuesta de dinero en una actividad, de la que esperamos que retorne con un valor adicional. En este sentido, los términos de ganancia, rentabilidad, rendimiento y beneficio se convierten en sinónimos. Todos persiguen el mismo objetivo: aumentar el importe de capital invertido (o activo).

Existen diferencias entre los distintos tipos de rentabilidad. La Rentabilidad Económica se refiere a los beneficios brutos de la inversión antes de los impuestos e intereses asociados. Por otro lado, por Rentabilidad Financiera se consideran a los beneficios netos que quedan luego de haber restado gastos financieros, intereses e impuestos. 

Una oportunidad de inversión se evalúa mediante un proceso capaz de cuantificar y determinar todas las variables que interfieren. Entre estas variables se encuentran los beneficios y costos a lo largo de un período de tiempo. El resultado de esta evaluación nos permitirá saber si ejecutar el proyecto es factible. 

A continuación vamos a establecer 4 pasos simples para realizar la evaluación de nuestro proyecto de inversión. 

1) Definir el proyecto: detallar en qué consiste el proyecto de inversión o en qué vamos a invertir.

2) Conocer el escenario en el que va a tener lugar: hacer un estudio de mercado y un análisis técnico.

3) Determinar los recursos que se requieren: considerar los costos, los beneficios y el tiempo.

4) Establecer cómo vamos a medir y diagnosticar la rentabilidad de nuestro proyecto: qué indicadores vamos a utilizar, métodos de evaluación, etc.

Teniendo en cuenta esto, vamos a considerar cuáles son los métodos de evaluación financiera que intervienen para conocer el rendimiento de la inversión. 

Técnicas de evaluación de Inversiones

Estas son las técnicas de evaluación e indicadores más usados:

  • La Tasa Interna de Retorno (TIR): se refiere al porcentaje de ganancia que puede tener una inversión. 
  • El Valor Presente Neto (VPN) también llamado el Valor Actual Neto (VAN): este indicador es igual al pago de la inversión inicial más el valor del capital actual.
  • Índice de rentabilidad: nos permite medir el valor actual de la cobranza generada por la inversión.
  • El Retorno de Inversión (ROI): es la ganancia que recibirás por haber realizado tu inversión inicial.
  • Y el Método de tiempo de recuperación o el Plazo de Recuperación: implica el período de tiempo en el que la inversión realizada reintegra el dinero invertido (Pay-back en inglés)

Sin dudas el valor al que tenemos que estar más atentos es el ROI, ya que nos brinda información relativa a la rentabilidad de una inversión. Indica con qué medios se puede obtener la ganancia esperada, analizando en detalle cada una de las acciones que se realizan para implementar la estrategia de inversión. En base al resultado del ROI podemos saber si tendremos éxito o no.

El ROI también facilita la proyección a futuro. Cuando contamos con el análisis, los resultados y una segmentación concreta se puede proyectar en el mediano y largo plazo. Sabiendo de antemano esta información, se pueden reducir o minimizar los riesgos al fracaso. Este indicador nos informa cuál es el capital que se ganó y cuánto se perdió en la inversión realizada. De ahí su importancia en todo proyecto de inversión.

Por otro lado, si queremos saber cuando un proyecto de inversión es viable, podemos usar los indicadores Valor Presente Neto (VPN) y la Tasa Interna de Retorno (TIR). Estos nos ayudan a tener un panorama más claro acerca de un plan de inversión. Brindan datos concretos para comprender si hay posibilidades reales de tener éxito en la oportunidad de inversión.

Pero, ¿qué diferencia al Valor Presente Neto (VAN) y a la Tasa Interna de Retorno (TIR)?

  • Los resultados que arrojan: la TIR nos da la información en porcentajes, mientras que el VAN la da en valores absolutos y en unidades de valor monetario como pesos argentinos, dólares americanos, soles, etc.
  • El tratamiento de los flujos de caja: el VAN toma los vencimientos más próximos para reducir el riesgo. La TIR no tiene en cuenta los vencimientos.
  • Su utilización: el VAN mide la ganancia de un proyecto de inversión, al tiempo que la TIR calcula su rentabilidad.

Estas metodologías nos permiten estimar cómo son los movimientos de ingresos y egresos de dinero en el tiempo. Contar con esta información habilita a las empresas a anticiparse, realizar previsiones y tomar decisiones que contribuyan a alcanzar las ganancias esperadas. 

El flujo de caja o cash flow incide directamente en la viabilidad de una oportunidad de inversión. Para que este sea fructífero es necesario que el flujo de caja sea superior al monto de dinero que egresa. En otros términos, para obtener ganancias se deben realizar todas las evaluaciones necesarias para conocer el estado del negocio. De esta manera, se pueden tomar medidas para hacer correcciones y acercarnos al objetivo propuesto. 

Guía Práctica para Empresarios y Emprendedores: Recomendaciones para realizar una evaluación de proyectos

Si tienes pensado realizar un proyecto de inversión, recomendamos, en primer lugar, realizar una evaluación de viabilidad. Esto va a permitir ejecutar las acciones con confianza, conociendo las posibilidades reales para tener éxito. No se trata de dejarse llevar por un impulso o de probar suerte. Proponemos sacar provecho de los cálculos e indicadores disponibles para realizar una apuesta segura.

Es mejor estudiar el escenario, los recursos disponibles y las posibilidades de acción antes de lanzarse a la inversión. Existen algunos escenarios que son de más alto riesgo que otros. En algunos casos, poder estimar la factibilidad de éxito o fracaso es una tarea compleja. Por eso, sugerimos inclinarse hacia proyectos de inversión con menos riesgos a la pérdida y que sean más factibles de ser evaluados.

Distintos tipos de riesgos pueden presentarse ante oportunidad de inversión y es importante que sean considerados. Existen riesgos que pueden peligrar nuestro proyecto de inversión. Vamos a mencionarlos para que sean tenidos en cuenta. Se trata de los riesgos de crédito, de mercado, de liquidez, de país, de concentración y de divisas.

¿Qué implican estos riesgos?

  • Crédito: cuando el emisor de activos no puede hacer frente a sus obligaciones de pago.
  • Mercado: hay activos que son muy volátiles y dependen de la cotización del mercado local a los que se deben sumar los tipos de interés. Los aumentos de interés influyen negativamente en el precio de los activos.  
  • Liquidez: los mercados de bajo volumen y valores de baja capitalización pueden tener restricciones en el momento de expedir los pagos.
  • País: esto aplica a las inversiones ejecutivas en países emergentes, en donde sus economías y gobernantes pueden generar incertidumbre en los pagos.
  • Concentración: concentrar las inversiones en un solo lugar es altamente riesgoso, ya que si algo no resulta como se esperaba se está en peligro de perder el total de los activos. Se sugiere desconcentrar y diversificar las inversiones.
  • Divisas: cuando se invierte en divisas se está expuesto a las variaciones en los tipos de cambio.

¿Te interesa conocer más acerca de los riesgos en una evaluación de un proyecto de inversión? Cuanto más conozcas y comprendas sobre los riesgos y cuestiones a tener en cuenta para obtener los objetivos propuestos, mejor. Es importante contar con datos para que puedas poner en la balanza los pros y contras ante una oportunidad de inversión.

Podemos citar 2 tipos de factores que pueden afectar a un proyecto de inversión: los Macroeconómicos y los de Estilo. Exploramos a continuación de qué se trata cada uno de ellos.

En los factores Macroeconómicos se encuentran:

  • El momento en el que se cuenta con acciones en alza.
  • Las tasas reales (que representa la variación de la tasa de interés).
  • El crecimiento económico (es el riesgo del ciclo del negocio).
  • La falta de crédito (el peligro a la suspensión de pagos a las empresas).
  • Liquidez (no poder afrontar los pagos).
  • La apariencia de mercados emergentes.
  • Enfrentar la inflación (variaciones de precios).

Los factores de Estilo son:

  • La mínima volatilidad (acciones con bajo riesgo).
  • El tamaño (refiere a empresas pyme de gran crecimiento).
  • La calidad (empresas financieramente estables y sanas).
  • El carry trade o bicicleta financiera (representado por ingresos para mantener valores de mayor riesgo).
  • La valoración de las acciones.

Cuanto más información podamos brindarte al respecto, más lejos te encontrarás de las pérdidas y más cerca del éxito. Los grandes inversores consideran todos estos riesgos y factores. Es bueno que tú los tengas en cuenta para poder hacer de tu oportunidad de inversión una buena experiencia. Para ello, sumamos más recomendaciones a seguir a la hora de evaluar un proyecto de inversión. 

Inversiones Exitosas: 5 Claves para el Éxito

Toma nota de estas consideraciones antes de conformar una propuesta de inversión o salir en búsqueda de inversores. Puedes hacer el seguimiento de tu proyecto de inversión con estas 5 instancias:

1) Define el alcance o el resultado esperado. Detalla las tareas, los recursos (plazos y costos), las acciones que se necesitan para lograrlo y calcula el riesgo.

2) Configura un calendario en el que puedas determinar el período de tiempo que llevará el proyecto y el momento de cada etapa. Registra los hitos, los índices de rendimiento, las etapas completas y las pendientes.

3) Establece cuánto es el presupuesto que requieres para la inversión inicial (el valor planificado), gastos posibles, si existen costos adicionales (los costos reales) y el capital generado. Calcula los índices de rendimiento.

4) Registra tus conclusiones, aprendizajes y cuestiones a tener en cuenta para emprender un próximo proyecto de inversión. 

Emprendedores y empresarios requieren contar con toda la información y datos para apostar a un proyecto de inversión. Y para ello, nada mejor que contar con la formación y asesoramiento de profesionales. Accede a todo lo que tienes que saber sobre mercados, riesgos, finanzas y rentabilidad económica. Estudia con los profesores de trayectoria y referencia en su área. Conviértete en experto en finanzas y negocios. Ingresa en las propuestas que tenemos para tí: