aden consumo colaborativo

Consumo Colaborativo: una estrategia para tu Negocio Digital

A raíz de la crisis actual un nuevo paradigma se impone. La necesidad de un consumo sostenible está haciendo que empresas como eBay y Uber Eats sean un modelo a seguir.

La pandemia trajo como resultado profundas crisis, tanto en pequeñas como en grandes empresas, pero esta misma generó un sentimiento de empatía que se ha traducido en la fractura de las relaciones individualistas, renovando la idea de comunidad y sostenibilidad.

En simples palabras el consumo colaborativo es la actividad de compartir o intercambiar bienes y servicios entre particulares, normalmente, a cambio de una compensación ¿Algo nuevo? Para nada, sin embargo se ha convertido en algo necesario.

Si analizamos otra consecuencia que trajo la pandemia fue el salto digital que debieron dar las empresas para comenzar a ofrecer sus productos y servicios a través de plataformas digitales.

Es así como la creación de Negocios Digitales permite superar una de las grandes limitaciones de la Economía Colaborativa: alcance geográfico. Mientras que antes las personas sólo podían ofrecer sus productos o servicios a un sector limitado, ahora gracias a las redes sociales, el Big Data y plataformas peer-to-peer, la expansión de esta actividad ha dejado de tener fronteras.

Tipos de sistemas colaborativos

Muchas personas creen que este tipo de actividad es sólo para pequeñas empresas, sin embargo algunas de las compañías reconocidas a nivel mundial que realizan consumo colaborativo son: eBay, Uber y BlaBlaCar ¿Pequeñas empresas?

El consumo colaborativo se divide en 3 sistemas:

  • Basados en producto: Aquellos donde las personas utilizan un producto sin ser propietarios del mismo, un claro ejemplo es BlaBlaCar. Sin embargo gracias a las nuevas tecnologías este sistema se ha trasladado al mundo del entretenimiento de la mano de Spotify o Netflix
  • Basados en mercados de redistribución: El objetivo aquí es que aquellos productos que ya no necesitamos en vez de guardarlos en algún depósito y olvidarlos, podamos darles un segunda oportunidad y ofrecerlos a una persona que los necesite.

Ebay – con alcance mundial – o Wallapop son algunas de las empresas que permiten que las personas vendan sus productos. También existen empresas como Segundalia creada especialmente para que las personas puedan vender ropa de segunda mano.

Aquí también se encuentran enmarcadas aquellas plataformas destinadas a recibir y distribuir donaciones que realizan particulares.

  • Basados en estilos de vida: Este sistema va mucho más allá del intercambio de productos o servicios ya que intenta responder a nuevas formas de vida de algunas personas. Cabe destacar que más allá de las crisis o aspectos meramente monetarios, muchas personas adoptan este tipo de consumo ya que buscan opciones más amigables.

Aquí lo importante es compartir experiencias, proyectos, conocimientos. Podemos mencionar espacios de coworking, el crowdfunding o incluso plataformas para viajeros como workaway.

El auge del consumo colaborativo no es más que una respuesta de adaptación a las necesidades que atraviesa el mundo de hoy. Un consumo que apuesta a un uso más intensivo de los recursos, donde puedan acceder una mayor cantidad de personas a un menor coste.

¿Estás interesado en Digital Business?

Descarga gratis nuestro E-book: Integrar la transformación digital en la organización: un rompecabezas de alta complejidad, de Elvia Zacher Faculty de ADEN.

Artículos relacionados

Algunas ideas para el Post Covid

Algunas ideas para el Post Covid

Si el futuro todavía no se crea, no tiene mucho sentido tratar de imaginarlo, sobre todo en el medio de la tormenta, pero como humanos, nos [...]