coaching-practica-vida

Lecciones teóricas de coaching, lecciones prácticas de vida

Queremos presentarles a Lucía Rodríguez, futura alumna de Business Coaching que nos trae una buen artículo sobre Coaching y la vida en general. Estas son las historias que nos inspiran día a día a seguir transitando este camino de la Educación Gerencial. Gracias Lucía por tu aporte y bienvenida.

 

“Llevo varias sesiones trabajando como mentora de la gerente de franquicias de Little Monsters.  En el programa estamos desarrollando habilidades gerenciales basadas en sus fortalezas. Cuando Silvia me llamó para proponerme este proyecto me asusté un poco pues nunca había sido coach / mentora de forma profesional.   Más adelante en el texto, hablo de valorar las cualidades que otros ven en nosotros, pero aprovecho este párrafo inicial para agradecer la confianza <3

En varios de mis trabajos me capacitaron en habilidades de liderazgo y me enseñaron herramientas de coaching para ser una mejor líder, pero de ahí a ser un coach hay un largo camino.  

Por eso,  empecé a investigar y encontré que ADEN Business School tiene una maestría sobre coaching que me interesó muchísimo.  En ADEN me invitaron al módulo de coaching ejecutivo que reciben los estudiantes del programa de habilidades directivas.

Este módulo es de 10 horas y no solo me enseñó muchas cosas, también me convenció a tomar la especialización completa de Business Coaching.

Aprendí muchísimo y tomé páginas y páginas de notas,  me pareció cool compartirles algunas de las lecciones que aprendí, así que aquí van:

1. Un coach y un mentor son cosas distintas.  El coach se dedica a indagar con preguntas para propiciar que su coachee descubra a través de las respuestas, pero nunca ofrece su opinión.  Un mentor en cambio, participa activamente del proceso con sus opiniones.

2. El coaching es un proceso.  A lo largo del mismo, el coach refleja la ceguera del coachee, o dicho de otra forma, las inconsistencias con las que todos vivimos.  Es un proceso incómodo que requiere de paciencia pues está relacionado con el manejo de conflictos.

3. En el coaching, al igual que en la vida laboral, lo que no se mide, no existe.  Entonces, la idea es poder medir a quien recibe el coaching por lo que hace y no por lo que dice.  Por eso el coaching trabaja sobre el sentido de responsabilidad, para que el coachee asuma no solo sus éxitos, sino también sus fracasos.  No para que sean “castigados” sino para que sean considerados aprendizaje.

4. En coaching se trabaja hacia el futuro y no revisa el pasado.  Como el coach no aconseja, no necesita conocer sobre el pasado, solo encontrar las inconsistencias del presente y señalarlas para que sean corregidas en el futuro.

 

5. Hay coaching 1 a 1 & coaching grupal. En el uno a uno se trabaja el manejo de conflictos. En el grupal se propicia el manejo de reuniones a través de la visibilización  las distintas perspectivas del grupo.

6. El coaching trabaja con emociones.   Es importante que el coach tenga la habilidad de intervenir para modificar las emociones, porque las emociones predisponen las acciones.

Todos los anteriores son aprendizajes teóricos, pero también durante las sesiones de mentoring que estoy dando he aprendido otras lecciones igualmente importantes que me gustaría compartirles:

7. Es importante poner atención a las cualidades que otros ven en vos.   Nunca se me hubiera ocurrido que podía ofrecer el servicio de mentoring si Little Monsters no me lo hubiera propuesto.  Agradezco la confianza y me la creo.

8. Mantenerse curioso para seguir aprendiendo.  El primer paso después de que consideré la propuesta de LM fue investigar, aprender más del tema y desde ahí, potencialmente una segunda maestría

9. Muchas veces lo único que nos falta es confiar en nosotros mismos.  Todos tenemos algo importante que decir y que enseñar y lo único que necesitamos para eso es confiar en nuestro camino y todas las lecciones que nos ha enseñado.

10. Me gusta compartir mi experiencia y lo que he aprendido a lo largo de los años, por eso puedo ser mentora pero me falta mucha formación para llegar a ser coach (coming soon!)

Termino diciéndoles que he disfrutado mucho conceptualizando, preparando y ejecutando este proceso de mentoring.  Lo más satisfactorio ha sido ver los resultados del proceso en quien recibe la mentoría. El tema de habilidades gerenciales y liderazgo me apasiona tanto como el marketing, así que me pongo a su entera disposición para que trabajemos una propuesta de mentoring.  Mi método es 100% personalizado y basado en las fortalezas del mentee. Si les interesa, escríbanme. Igual los mantengo informados de mi regreso a la vida estudiantil para formarme como coach.”

El artículo originalmente se encuentra en es link, que es el blog de Lucía. Si desean pueden conocerla a través de este link.

Artículos relacionados

Trump: ¿Qué pasará con el dólar?

Trump: ¿Qué pasará con el dólar?

El próximo cambio de presidente y de políticas en EE.UU. generó ya un fuerte impacto en la economía y las finanzas globales. Desde que [...]