Cómo Promover un Negocio Eco-Amigable

Promover un Negocio Eco-Amigable acarrea afrontar distintos desafíos y obstáculos. Ser coherentes con los valores sostenibles implica cuidar, promover y comunicar cada etapa en el ciclo de vida de la organización.

Las empresas verdes saben que la gestión de negocios demanda ser cuidadosos con las decisiones que se toman, ya que todo tendrá un impacto en el ambiente social, económico y ecológico de la comunidad.

En esta nota vamos a abordar los desafíos de la gestión empresarial para hacer negocios sostenibles.

Además, al final de la nota, te compartimos SIN COSTO el Ebook: “Liderzgo Transformacional”, para que apliques estrategias de sostenibilidad en tu organización.

Conoce las claves para promover un negocio eco-amigable

Está demostrado que las empresas que implementan estrategias de sostenibilidad son rentables. Promover un negocio eco-amigable implica tomar conciencia de la cantidad de recursos que se consumen y cuáles son los puntos débiles en la cadena de valor.

Con los años se fue construyendo una comunidad de consumidores responsables, quienes colaboran en aumentar las ventas de las empresas que ofrecen productos eco-amigables. 

Las estrategias de sostenibilidad tienen un impacto directo en el medioambiente, el ámbito económico y el social.

Si en tu empresa están considerando la posibilidad de implementar estas estrategias para convertirse en eco-amigables, es bueno contar con algunos consejos para hacer una transición fluida y efectiva.

10 claves para convertir una empresa en un negocio eco-amigable

1- Reducir y controlar el consumo de energía: una forma de contribuir a la reducción del consumo energético es apagar los equipos cuando no están en uso, revisar y acomodar la temperatura de los sistemas de climatización, apagar las luces de las oficinas vacías, etc. 

2- Contratar proveedores con compromiso ambiental: es una buena manera de promover un negocio eco-amigable. Contar con proveedores locales o con proximidad al establecimiento contribuyen a las estrategias de sostenibilidad. 

3- Fomentar el uso de medios de transporte sostenibles: una alternativa es invertir en vehículos eléctricos, híbridos, la bicicleta o caminar, ya que desplazarse de esa manera es una forma de reducir la contaminación del medioambiente. 

4- Ahorrar papel: la deforestación es una consecuencia del uso indiscriminado del papel, por ello las empresas eco-amigables reemplazan el papel con propuestas digitales para anular o reducir su uso. 

5- Implementar la regla del 3R (reduce, recicla y reutiliza) en la gestión de los residuos: aquellas empresas verdes que aplican esta regla consiguen reducir el volumen de residuos generados. 

6- Educar sobre la formación ambiental: las campañas educativas ayudan a generar conciencia del cuidado ambiental en los empleados. 

7- Integrar el eco-diseño en la estructura edilicia de la empresa: para esto es conveniente utilizar materiales de origen renovable, agregar ventanales capaces de ingresar la luz natural en los ambientes, etc. 

8- Incentivar en los clientes comportamientos responsables: realizar campañas que incentiven acciones sostenibles.

9- Colaborar con acciones sociales sostenibles: colaborando con organizaciones que fomenten los beneficios sociales y ambientales. 

10- Reducir y medir la huella de carbono (índice que mide los gases emitidos por el efecto invernadero): por su propia actividad, las empresas perjudican al medio ambiente. Medir y proponer acciones capaces de reducir la huella de carbono refleja la intención real de minimizar el impacto negativo ambiental. 

Ideas de negocios ambientales sostenibles

Los negocios ambientales sostenibles son aquellos que persiguen la rentabilidad al tiempo que son amigables con el medio ambiente.

Esto significa que en lugar de vulnerar el ecosistema, contribuyen a su cuidado y conservación. Ya conocemos las 10 claves para convertir a una empresa en un negocio eco-amigable. Ahora nos centraremos en distintas ideas para formar negocios ambientales sostenibles. 

  • Compartir la energía (o energy sharing): consiste en aprovechar la energía que no usamos y la que utilizamos habitualmente. La idea es compartir con tus vecinos aquella energía acumulada que no usas y compartirla. Es una manera de aprovechar los recursos. Este es un proyecto que está siendo probado en Holanda en la actualidad.
  • Cultivar la agricultura urbana: se trata del cultivo de alimentos en azoteas, huertos comunitarios y jardines verticales. Estos cultivos pueden proveer de alimentos a las comunidades densamente pobladas en las que el acceso a estos productos frescos es limitado. La propuesta ayuda a reducir la huella de carbono y el uso de transportes para adquirir los alimentos, al tiempo que asegura la alimentación de la comunidad. 
  • Fomentar la moda sostenible y orgánica: implica la generación de diseños utilizando como materia prima materiales orgánicos y reciclados.  
  • Impulsar el transporte ecológico: existen distintos ejemplos de esta forma de trasladarse de un destino a otro. Entre ellos se encuentran las bicicletas eléctricas, vehículos híbridos y eléctricos. 
  • Elaborar productos de limpieza naturales para el hogar: distintas marcas están incorporando líneas de productos de limpieza eco-amigables. También podemos mencionar el reemplazo de bolsas de plástico y cartón por materiales biodegradables o de tela.
  • Promover la cosmética orgánica: se trata del uso de materiales de la ganadería y la agricultura ecológica para la fabricación de los productos.
  • Reutilizar y reciclar: la economía circular es un buen ejemplo de este tipo de actividades, también la fabricación de productos para la construcción utilizando materiales plásticos desechados. 
  • Realizar actividades ecológicas: distintas organizaciones realizan actividades y campañas para generar conciencia sobre la sostenibilidad. Desde maratones hasta la limpieza de espacios públicos, separando los residuos de acuerdo a su potencial reciclaje.
  • Comercializar alimentos sostenibles: la producción de alimentos orgánicos y su posterior venta en tiendas es una actividad cada vez más extendida. También debemos sumar la práctica de la agricultura regenerativa como una forma de reutilizar y reciclar de manera orgánica los alimentos.
  • Fabricar productos biodegradables para mascotas: la demanda por el bienestar de las mascotas generó la fabricación de productos biodegradables a base de aceites esenciales en jabones, shampoos, repelentes, etc.

Las necesidades de la población pueden ser resueltas desde una perspectiva eco-amigable, respetando el medio ambiente, fomentando la integración económica y social de la comunidad.

Optimizando Negocios Sostenibles

Modelos de negocios sostenibles

El estudio Superbrands 2016: los consumidores y el futuro de los modelos empresariales realizado por la agencia Havas Worldwide, reveló que ya existía, desde entonces, una tendencia al consumo responsable y ecológico.

Entre las conclusiones más relevantes podemos mencionar que el 58% de los encuestados estaban interesados en saber si los productos que consumen provocan daño ambiental. 

El 53% afirmó haber dejado de consumir productos que generan un impacto ambiental negativo. Y finalmente, 7 de cada 10 indicó que le gustaría ver a sus marcas favoritas implicadas en causas sociales.

Esta tendencia al interés por poder consumir marcas “verdes” o ecológicas fue en aumento hasta nuestros días. Así como hay un interés por consumir productos eco-amigables, existe un interés por ver que las marcas reconocidas tienen un interés por el cuidado del medioambiente. 

Vamos a repasar juntos cuáles son los modelos de negocio eco-amigables más conocidos y algunos ejemplos de negocios sostenibles exitosos:

Financiación verde

Se trata de los productos y las normativas financieras que buscan facilitar la transición energética con objetivos ambientales.

Podemos tomar como ejemplo de esta implementación, el informe del Observatorio Español de la Financiación Sostenible (OFISO), donde se indica que la financiación verde en España alcanzó un 45% en el 2020, superando al año anterior.

Foodtech o la tecnología de los alimentos

Se ocupa de estudiar y garantizar la calidad de los alimentos en cada una de las etapas de su elaboración. Muchas empresas verdes startups se están focalizando en la transformación y producción de proteínas alternativas.

En Colombia, la empresa Robin Food cuenta con 10 marcas de productos de alimentos asequibles y de calidad para la clase media emergente en Latinoamérica.   

Vehículos de movilidad personal (VPM)

Son unidades de una sola plaza con una o dos ruedas que funcionan con motores eléctricos y pueden alcanzar una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora.

Se trata de los monopatines eléctricos que están ganando popularidad en las grandes ciudades.  

Empresas de la industria automotriz diseñaron líneas de patinetes eléctricos: BMW (X2 City y e-Scooter) Audi e-Scooter, Seat (Mó e Kick Scooter), Peugeot (e-Kick), Mercedes Benz (EQ e Scooter) y Hyundai e-Scooter.

La movilidad compartida o sharing movility

Se trata de la utilización de un mismo vehículo para transportar a varias personas hacia un destino. La iniciativa implica compartir el espacio y el transporte. Algunos de los ejemplos son: el ridesharing, el carpooling, los servicios de transporte de demanda y el carsharing. 

Esta propuesta permite ahorrar costos, reducir la cantidad de tránsito vehicular y la contaminación ambiental. En España, la aplicación para telefonía  móvil Share Now, ofrece a los usuarios reservar y localizar vehículos para acceder a flotas de transporte en toda Europa.

La moda sostenible

La idea es elaborar productos con materiales libres de tóxicos. Esta iniciativa también apuesta a tejidos fabricados localmente mediante procesos artesanales y dar más importancia a las marcas en resonancia con el cuidado ambiental. 

Entre las empresas verdes originadas con el concepto de moda sostenible, podemos mencionar a Fast Feed Grinded, en los Países Bajos. Esta empresa brinda soluciones tecnológicas e innovadoras para reciclar al 100% tus zapatillas favoritas.

La cosmética natural

Promueve la utilización de ingredientes orgánicos, naturales y no tóxicos provenientes tanto de la agricultura como de la ganadería orgánica. Términos como “cosméticos verdes”, “cruelty free” e “ingredientes limpios” son parte de esta propuesta. 

El informe de la empresa Statista demuestra el crecimiento del mercado mundial de cosméticos orgánicos y naturales con proyecciones desde el 2022 al 2031. En este informe se puede ver como ya en el 2022 este mercado representaba el 11% de la industria cosmética global.

La producción de productos a base de materiales reciclados

Es conocido con el nombre de “upcycling” que propone aprovechar los materiales desechables para convertirlos en productos útiles de igual calidad, colaborando con el medio ambiente. Esta es una manera de aplicar el concepto de moda circular que habíamos mencionado anteriormente. 

Un ejemplo, es la empresa Bethany Williams en el Reino Unido fabrica prendas 100% naturales, al tiempo que colabora con la agencia de modelos TIH Models que apoya a las mujeres sin hogar.

Energy sharing

En esta iniciativa la energía proviene de fuentes renovables de baterías de reservas y generadores eléctricos, conformando una red que facilita su comercialización. La energía que no usamos en nuestros hogares puede ser comprada por otros a un precio más bajo. 

La empresa Daze Box ofrece un sistema para la carga de energía eléctrica para dispositivos y vehículos de transporte, siguiendo los lineamientos del mejor aprovechamiento de la energía. 

Renting o alquiler

Ofrece la posibilidad de alquilar vehículos, objetos o equipos informáticos por un tiempo determinado. Inicialmente, este concepto estuvo asociado a la posibilidad de alquilar vehículos, pero ya se está extendiendo a otros rubros.

La empresa Ikea abrió una unidad de negocios llamada IKEA Rental, a través de la cual, ofrece el alquiler y préstamos tanto de muebles como de objetos de decoración. 

El teletrabajo o home office

Se trata de ofrecer distintas herramientas y soluciones a quienes  trabajan desde sus hogares. Con el teletrabajo, hay menos personas utilizando medios de transporte, por lo que colaboran en reducir la contaminación ambiental y la emisión de gases.

Algunas empresas verdes y organizaciones ven allí una oportunidad de negocio. En España, la fundación más familia y Ecoembes (sin fines de lucro), se ocupa de la gestión de los residuos domésticos depositados en los contenedores de colores azul y amarillo.

Financiación para negocios sostenibles

La financiación de negocios eco-amigables está relacionada con las energías verdes, el medio ambiente, proyectos de crecimiento inclusivo y sociales.

Este tipo de financiación tiene ciertas normativas a través de las cuales obliga a las organizaciones y a las empresas verdes a cumplir con estándares sostenibles. 

Esto significa que las instituciones que hagan uso de este tipo de financiación deben respetar el cuidado del medio ambiente y el social. Las empresas que realizan una transición sostenible reciben esta financiación junto a condiciones favorables, haciendo transparente su compromiso con la comunidad. 

La financiación sostenible se traduce en bonos o préstamos para proyectos grandes y pequeños que buscan generar un impacto positivo en el medio ambiente.

El BBVA, adherido a los principios de Ecuador en 2024, se convirtió en la primera entidad financiera de habla hispana. Los criterios de la financiación sostenible están relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas

Es importante destacar que existe un ente regulador del financiamiento sostenible, que es el Loan Market Association (LMA) en inglés, dónde se definen los criterios que deben cumplir los préstamos.

Los bonos verdes son regulados por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA que son sus siglas en inglés). 

Dirección de proyectos sostenibles

La medición del impacto social y ambiental

Existe una evaluación del impacto ambiental y social, llamado EISA. Esta evaluación es fundamental para la gestión de los negocios sostenibles, ya que brinda un análisis del efecto que tiene una organización en su entorno. La EISA también colabora en la toma de decisiones estratégicas. 

La EISA calcula el valor de riesgo del medio ambiente, la comunidad en la que se encuentra la organización y la huella de carbono.

Además, puede informar si genera un daño en la calidad de vida de la población, en la inclusión y en la diversidad. Hay distintos enfoques que permiten realizar esta evaluación. A continuación, vamos a mencionar los más frecuentes.

Enfoques para realizar la EISA

  • El análisis de ciclo de vida (ACV); considera el efecto en el medio ambiente en todo el ciclo de vida del servicio, desde la materia prima hasta su entrega final.
  • Los indicadores clave de desempeño (KPIs): son unidades estadísticas que permiten calificar el progreso y la productividad.
  • Los estudios sobre el impacto socioeconómico: analizan las consecuencias de las operaciones de una organización en la comunidad.
  • Distintas herramientas para evaluar el impacto social: implica la utilización de métodos cuantitativos y cualitativos.
  • Los marcos de reporte y estándares internacionales: entre ellos podemos mencionar al protocolo de la huella de carbono y el marco de referencia global de reporte (GRI).

Es importante señalar que la gestión empresarial debe afrontar distintos desafíos a la hora de realizar una evaluación efectiva.

Algunos de los obstáculos lo representan la materia prima de la evaluación, es decir, los datos. El impacto de estas empresas suelen ser indirectos o intangibles, por lo que la recopilación de información puede convertirse en una tarea compleja de realizar.

De la misma manera, el resultado de la medición puede no ser precisa, ya que el efecto de estas empresas en la población puede tener múltiples variables involucradas.

Las empresas Pyme no siempre cuentan con los recursos humanos y financieros para realizar dichas evaluaciones.

Dado que no hay métricas y estándares claros para medir e identificar los distintos impactos, el resultado no siempre puede ser fiable.

Programa Especializado Online en Negocios Sostenibles

Marketing para negocios sostenibles 

La gestión de negocios verdes requiere respetar la transparencia y las acciones amigables con el medio ambiente.

La comunicación debe ser la voz de la gestión empresarial siguiendo las mismas pautas en todos los aspectos. Desde el tipo de materias primas, el packaging hasta cómo llegan los productos o servicios al cliente final. 

Es lo que se llama el marketing verde, una manera de generar conciencia en la población sobre los cuidados al medio ambiente en coherencia con cada instancia de la gestión de negocios eco-amigables. 

  • Comunica las acciones de la empresa y promueve el consumo responsable
  • Desarrolla productos sostenibles con materias primas eco-amigables
  • Optimiza el uso de la energía con propuestas sostenibles
  • Procura contar con una logística y transportes locales o sostenibles
  • Implementa dentro de la organización el reciclaje, la reutilización y la economía circular. Difunde estos valores en la empresa.
  • Muestra certificaciones de instituciones internacionales que prueben y confirmen las actividades sostenibles de la empresa
  • Busca socios y realiza alianzas con organizaciones que promuevan valores sostenibles
  • Participa en causas y eventos en favor del cuidado del medioambiente
  • Fomenta la responsabilidad social empresarial (RSE)
  • Usa packaging sostenible con materiales reciclados que generen el menor daño posible al medioambiente

La dinámica en el mundo de los negocios cambia constantemente. Es importante conocer cuáles son las innovaciones y las estrategias de negocios exitosas para lograr una gestión empresarial ganadora.

Si eres emprendedor o quieres ser parte de los negocios del futuro, no dejes de conocer las propuestas que tenemos para ti. Ingresa ahora para conocerlas.